martes, 15 de noviembre de 2011

Reflejos

Dice la gente que conoció a mi papá, que me parezco mucho a él.
Veo las fotografías y me preocupo. Siempre tiene una mirada de molestia, como si algo anduviera mal constantemente. Parecía llevarse mal con mucha gente.Decían que siempre andaba con el sarcasmo a flor de piel, que aunque sabía mucho, a veces lo decía con sorna, como si le diera risa la opinión de los demás. 
Me contaron que por mucho tiempo tuvo esa sensación de tragedia en su vida, que siempre llevaba una agenda para anotar lo que haría con meses de antelación.
Me dijeron todas esas cosas. Insistieron que probablemente mi papá me heredaría todo su carácter.
Me sentí con una latente contradicción. No sabía que pensar. Aún ahora veo su foto y me imagino mi futuro.
Recuerdo que al morir mi papá, aparecieron alrededor de 7 hijos de diferentes mujeres solicitando llevar su apellido, aparte de las 2 hijas que tuvo con su ex esposa, y de mí y mis dos hermanos. 
El futuro es 50% inminente, 50 % oscuro.
Papá estaría orgulloso. Es lo que dicen.

2 Manchas en la pared:

soy Otoniel Mora dijo...

Habrá que acabar con el orgullo de papá y crearse uno su propio destino... digo yo.

RARC dijo...

Varias coincidencias, con lo que has descrito, Raúl.
El futuro está en tus manos, en buena medida, creo.
¡Saludos!