viernes, 12 de octubre de 2007

Bienvenido al otro lado del fuego

Gracias por seguir leyendo....Ahí les queda un relatito...

Para el blog...
Lo primero que hacia al llegar a su casa cada noche, aburrido y cansado, era encender la computadora vieja, la que lo acompañaba desde hace tres años, y ahí, dar clic al navegador.
Luego abrir el blog con información insipida de sueños inconclusos...
Despues como una bella rutina, buscaba lo nuevo en su lista de contactos.
Lo más importante era ver el blog de Alma: "Insuficiencias Artificiales"...
Lo encontró por simple y llana causalidad en una tarde sabado, de esas de no hacer nada, entre los contactos de otro blog de esos medio aburridos con bobas infulas intelectuales, a los que entraba por simple aburrimiento. Entro y se conecto sin razón alguna.
Se ponía todo tipo de nombres en la red, y eso era lo de menos. Ninguno era el correcto.
Ya era un buscador de información inutil de caracter indomito por naturaleza, con esa fijeza perseverante que ojala y hubiera podido emplear en los verdaderos retos de su vida. Igual, él sabía que algo siempre le hacía y le haría falta. No tenía un trabajo fijo, vivía regular, se distraía por ratos. En realidad algo le faltaba. Andaba siempre en busca de algo, y no sabía donde buscar.
Cada quien se siente rehen de sus libertades y esclavitudes. Para decirlo con palabras que estan en boca de todo mundo y que mueren día a día para renacer instantaneamente...
Y para él, Alma era un ser etereo, una especie de guia, con plumas de celofan y ojos brillantes para mencionarlo como una comparación espontanea...
Alma volaba a su alrededor, entre palabras animadas por un aire virtual de limpieza enigmatica...Al estar solo, frente a esa página, sentía su verdadera imagen de antiheroe ignoto como la de muchos más en ese amplio espacio, del otro lado del monitor...
Como cada día, encontraba un mensaje de Alma, dirigido exclusivamente para el. Lo sabía por un golpe de convicción intuitiva que cada día se le volvía más seguro e inexpugnable.
Alma comandaba su vida, cual Fidel por la Sierra Maestra, y aunque él no se lo planteaba de esa manera tan definida y sin escape, la verdad era que ya no podía imaginar el día siguiente sin leer su mensaje.
¿Que decía hoy su palabra santa?
Vió, entró y el golpe de blancura en la web, lo dejo en blanco...
En el primer momento creyo que era un error en la maquina...Maldito Windows...
Pero no había mensaje de Alma. Así de simple... Y se restrego el sudor de las manos... Se quito los lentes...
-Hoy no te escribi, porque es tiempo de que hablemos...
De donde vino esa voz? Giró su vista por toda la habitación, buscando respuestas. Todo estaba vacío...
-Así no me vas a encontrar. Solo soy una voz.
Decidió que haría la pregunta clave.
-Sos Alma?
La voz reía sin compasión.
-Pues sí, quien más va a ser? ¿Que no entendes el mensaje? Es hora.
-De que? ¿Y que va a pasar pues?
La voz se volvió susurro, el eco murió.
-Te da miedo, verdad? A todos les da miedo. Por experiencia deberías saberlo.
El lo sabía. En su profesión, matar, había visto mucha gente con miedo. Nadie se escapaba.
-Hoy de nada te va a servir.
El busco su arma. En el rincón, su .38 muda testigo de cada muerte, lo esperaba...
La tomo con la confianza del instinto.
Y algo pasó.En el bl0g en blanco apareció una línea. "Bienvenido al otro lado del fuego"
Vió su arma
No hubo más. El disparo se oyó a lo lejos.
En el blog, una frase más a modo de firma apareció.
Alma, tu mensajera...
Cuando llego la PNC llamada por los vecinos, solo olía a muerte. La cabeza había quedado hecha pedazos. No hubo rastro del motivo...

Soundtrack del relato...

Tan Solo- Estopa.


Me siento tan vivo
pero tan enterrado

ahora estoy huyendo sobre suelo mojado, mojado...
se parece a ti
y que no me digan
que vuelvo a estar borracho
sólo estoy dormido sobre el colchon más guarro,
tirado en la calle
cerca de tu barrio
Y ahora se pone a llover
vuelvo a mi cama de siempre
pero sigo estando
tan sólo, tan sólo, tan sólo, tan sólo

¿dónde me voy a coger?

y ahora vuelvo a reaccionar
se me cae el reloj encima
no puedo aguantar más esta historia de miedo
¡ apaga la tele ya!

He perdido el rumbo

la noción del tiempo
un callejón oscuro dibuja un entierro
¡se ha muerto la luna!


Una luz a lo lejos alumbra una figura
que parecía la gloria pero...
sólo era el camión de la basura
haciendo su ruta

Todo sigue igual que ayer
las mismas caras de siempre
el mismo llanto que me hizo llorar tantas veces
el mismo tiempo que perder
parece una eternidad
nunca acabo esta botella
porque sigue estando
el fondo cada vez más lejos
siempre vuelvo a vomitar

Y mi casa vuelve a arder
con todos mis trastos dentro
todos mis recuerdos
todas mis ilusiones
¡ toda mi vida!
vacía de sensaciones
Y aquí se está cayendo el cielo
no tengo a dónde ir
me duermo en cada esquina, están hechas para mí,
ahora no te reconozco no me acuerdo, no sé,
lo siento no puedo recordarlo todo

4 Manchas en la pared:

Princesita Soñadora dijo...

ke fuerte esa historia...poooota!!

Llave maestra dijo...

Eso es bueno. Yo me he matado unas 100 veces en mis escritos y otras 100 veces dentro de mi cabeza. Mientras sea así, está bien, muy bien. Y escribime a mi correo, allí seguimos platicando de cómo conseguir chamba, talvez te puedo dar unos tips, dada mi larga experiencia.
Buenas noches,

Nora

Leslie dijo...

Sucede que a veces nombramos y reclamamos la muerte y uno muere pero siempre volvemos a resurgir, me gusto el relato con ese Soundtrack, aunque te presto el mío cuando quieras. XD
Saludoss

Alberto dijo...

Buen relato Raúl, me gustó.

Un saludo
Alberto Enrique Chávez Guatemala