martes, 2 de marzo de 2010

Ausencias intermitentes

Es cuando venís y decís que si estás, pero no es cierto.
Es cuando se ilumina y sos vos, pero te quedás callada.
Es cuando decis mi nombre, y quiero que sea cierto, y es por error.
Es cuando recordás que me tenías que decir algo, y me duele, pero no importa, estoy.
Es en el preciso instante que un mensaje tuyo me hace-me hacía-el día.
Es cuando una llamada tuya duraba hasta las 2 de la mañana, y despertaba pensando en volver a llamarte.
Es escribir tonterías que no vas a leer, a modo de limpieza, a modo de resquicios de algo que no vuelve. No, esto no vuelve.
Ya para qué, mejor escribir más y vivir menos.

8 Manchas en la pared:

Clau dijo...

no mi amigo, viva más y escriba más aun

Anti-Raúl dijo...

@Clau: Ya no quiero. Ríndome

Clau dijo...

eso depende, te rindes de escribir o de vivir?

Si es lo primero, ok, estás en tu derecho

si es lo segundo, prohíbotelo

Anti-Raúl dijo...

@Clau: Ambos dos, no sirve de nada ninguna de las dos. :(

Godo dijo...

uno no sabe que quiere matarse hasta que realmente intenta intentarlo o, peor aún, lo intenta.

si sólo lo decís porque estás deprimido, no lo digás. retractate antes de que evolucione de "expresión" a "solución".

Anti-Raúl dijo...

@Godo: Retráctome, aunque ya no sé si por desidia o por cobardía.

Clau dijo...

bueno sería que fuera por sensatez

Anti-Raúl dijo...

@Clau: La sensatez se aleja de mi. :S