domingo, 11 de abril de 2010

Un final.

-No puede sobrevivir así. Mis manos están cansadas, mis pies inflamados. Y mi corazón... Mi corazón es arrancado del pecho. No. Miento. Mi corazón es empujado hasta el fondo, haciéndolo pequeño, como si se fuese a volver polvo dentro.

- Pero podemos seguir. Hay que tener fe. Yo te amo.

- ¿De que sirve tu amor si ya no me queda nada en que creer?

- ¿Qué hago?

- Tomá mi arma. Matáme.

Fritz tomó el arma de Ilse y la vio rogándole terminar con su vida. Tomó el arma, apunto. Una sola bala en el pecho y ella cayó sobre los cadáveres que habían en el piso.
Desesperado, apuntó a la sien. Uno más.

3 Manchas en la pared:

Clau dijo...

Vine, ví...paso

Sofi dijo...

uy :S

Anti-Raúl dijo...

@Clau: Vine, vi, respondí. Yo soy, yo era...

@Sofi: X.X