martes, 11 de enero de 2011

El Derecho a equivocarme

Tengo derecho a equivocarme.
No estudié periodismo, redacción ni similares. 
Pero los noticieros son una maquinita de mostrar errores. 

A continuación los más glamorosos de los últimos 2 meses.

Herberth Aragón va al centro de San Salvador, a constatar la pólvora que se vende, a efectos de no encontrar pólvora ilegal. El texto en pantalla dice:

 Debo entender que probablemente nunca notó el error. "Paradogicamente".
Mala suerte Herberth Aragón.

Caso Número 2:
Herberth Aragón se va al aeropuerto para entrevistar compatriotas y constatar como se sienten al dejar de nuevo el país, luego de pasar las fiestas navideñas acá. 
Y la pantalla dice: 

Ok, quizás un error de dedo del "compatriotra" que trabaja en el canal. u_u

Caso  Número 3:

El 1 de enero se entrevista a la madre del primer niño nacido en el 2011. 
La pantalla dice:
Es quizás ser demasiado alcanzativo, pero igual siento que no pido demasiado con esa tilde. :S El niño no pesó casi 8 libras. Ok, el niño peso. El niño dólar, el niño euro. u_u

Caso Número 4.
En diciembre del año pasado, El Noticiero, en su edición estelar, sección deportiva, presentaba la nota de la elección de las sedes para los próximos mundiales.
Pero la pantalla dice:
Pero quizás vi mal. Me acercaré un poco...

Ok. Rusia se presentó como una nueva nación para ganar CEDE del mundial. u_u

Yo sé, todos nos equivocamos. Pero son errores de este tipo, además de las entonaciones ridículas y las líneas editoriales nefastas, las que hacen pensar a las nuevas generaciones que, así cualquiera puede ser periodista.

3 Manchas en la pared:

Rafael A. Rodríguez C. dijo...

No, cualquiera puede ser charlatán.
Al periodista se le debe de tener respeto. Al seudo, no.

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJAJAJA. Caso #3: "I heard that Alot" " I like that Alot" JAJAJAJAJAJAJAJA

caravantes dijo...

XD