martes, 10 de marzo de 2009

Insulto literario


"Era el momento justo de decirle a Oliveira lo de inquisidor, de afirmar lacrimosamente que en su perra vida había conocida a alguien más infame, desalmado, hijo de puta, sádico, maligno, verdugo, racista, incapaz de la menor decencia, basura, podrido, montón de mierda, asqueroso y sifilítico" Capítulo 35 Rayuela de Don Julio Cortázar

"Sos dostoievskianamente asqueroso y simpático a la vez, una especie de lameculos metafísico. "

Capítulo 29 de Rayuela. Op. Cit.

*Sustituya Oliveira por Raúl, en el momento correcto, y va a entender el post

6 Manchas en la pared:

Gero dijo...

No creo que Cortázar lo haya escrito pensando en vos.

Raúl dijo...

Pues el punto no era que lo hubiese escrito pensando en mi, lo cual es fisicamente imposible, sino el sentirme identificado con las veces que me han puteado. Pude haber puesto otro insulto salido de otro libro, sin embargo la similitud de esa puteada era asombrosa. En todo caso sentirse libre de vivir cada quien su propia rayuela. Y paf, se acabó...

Rodrigo Ramos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rodrigo Ramos dijo...

Yo no entiendo el 'S del nombre del blog de Gero... no está indicando plurales o omitiendo letras, tampoco formando sustantivos posesivos.

Yo sí escribí lo anterior pensando en Gero. Pero pues, es mi humilde opinión aleatoria.

Entre otras cosas, creo que inserté el nombre Raúl en el momento indicado.

Chichimeca dijo...

Puteadas así dan gusto (casi).

Casi como la Elena, que es "susceptible a la ternura, wittgensteinianamente"

Elena dijo...

Me dijeron que aquí me "citaban" -o quizás no- y vine a ver:

Pero no entiendo.

Yo puteo bonito? O casi tan bonito?
O qué?

Y la ternura... Hmmm, Wittgestein no basta.