martes, 23 de junio de 2009

Señorita

Sepa usted que,
Hoy tengo mis manos atadas, los pies cansados y el cabello corto,
que el mundo sigue en completa guerra,
que los niños no dejan de abrazarse,
que mueren tomados de la mano,
que el humo se respira a diario,
que lo bueno es malo,
y la vida es corta.

Pero mientras,
tome su mano y escriba.
Limpie la pluma y pongala en su boca,
haga un verso en el aire,
soplelo,
hágalo libre...

Yo, por mi parte,
me voy a sembrar luz, allá en el sur,
y cuando crezca y esté fuerte,
lo voy a cortar,
se lo haré ramillete,
y con lo que sobra,
nos haremos ricos,
y tomaremos otra vez café,
con dos de azúcar y sin pan...

3 Manchas en la pared:

Elena dijo...

Qué maravilla!

Me ha gustado, el final, sobre todo, el inicio no.

Y la señorita habla alemán?
Ahhhhhh!

Chichimeca dijo...

Idem

EL SUM dijo...

Lindas lineas.

SLDS!