lunes, 1 de junio de 2009

Futuro

Hoy y los últimos meses, la palabra favorita ha sido "cambio".
Hoy sucedió uno de esos giros inesperados.Para muchos lo fue.
No les voy a decir que "No pensé que viviría para ver esto". No. Eso solo lo pensé y lo dije  el 11 de septiembre de 2001. Lo que sucede es que las cosas siempre caen por su propio peso.
Me dá mucho miedo, de verdad, que cambie la opinión de la gente. Debemos tener plena conciencia que porque hay nuevo presidente de otra tendencia, no significa un rádical giro en torno a la forma de hacer política.

Hubo celebración, hubo cantos. Que al fin nos hemos liberado, que al fin decidimos, que ahora todo cambiará.
Está bien. Hay que celebrar por tener al fin la posibilidad de decidir. Pero tampoco hay que esperar milagros.
No esperen que en los periódicos se escriba en diciembre que el país terminó con crecimiento económico que ronda los 5 puntos. No se imagine que dirá el presidente que la situación de los subsidios se ha solucionado totalmente.
No pretenda que los índices de educación aumenten en un abrir y cerrar de ojos.
Solo tenga fe, y actúe.
El futuro requiere compromiso.
¿Usted lo tiene?

2 Manchas en la pared:

Clau dijo...

off course...I work for it

Gero dijo...

Cierto. Y en eso solemos fallar.