martes, 12 de enero de 2010

Notas breves sobre Ahuachapán

* Vivi A Mortis Docti Sunt (A la entrada del Cementerio)
* Dormirse en la 202 de regreso.
* Tomar "Temperante", bebida preparada en base a una receta antigua.
* Caminar por el centro histórico de Ahuachapán.
* Casi conocer la familia del amigo que funciona de guía, solo por conocer las calles por las que vivieron.
* La Casa de la Cultura, y encontrar los libros de los amigos allá.
* Conocer la abuela de mi amigo y sentirme bien porque como dice él: "Esta vez ha podido recordarme".

Poco importa el pasaje de bús, llegar a las 7:35 pm a la casa, la tardanza en la entrega, y finalmente, poco importa el motivo del viaje.

4 Manchas en la pared:

Snipe dijo...

Dormir en buses es tan relajante...

Debora Ester dijo...

1.Ahuachapan es la ley (exceptuando que son tacaños y que la vida nocturna acaba a las 7pm)
2. mi familia de parte de mamá son de allá
3. el regreso en bus me suena una anecdota familiar

Elena dijo...

Yo quiero temperal.
O cómo sea que se llama.
Quiero, quiero!

Clau dijo...

yo ya perdí el arte de dormir en bus...lo comencé a desechar cuando ya no era seguro despertar con la mochila en los brazos y cuando la posibilidad de que tu acompañante te estuviera "poniendo" con cuchilla o pistola fue creciendo.

Y no fuiste al Arco Durán?

Ahora debe estar más lindo el pueblo, sin el Alcalde...oops, se me salió ja ja