sábado, 20 de febrero de 2010

Casi Humano...

Supongo que...
Se levanta de la cama a las 6:30 de la mañana.
Se baña obligado, se viste, se despide de sus hijos. Cierra la doble cerradura, por la necesaria seguridad.
Llega al trabajo, donde su jefe lo odia, porque no existen los empleados, sino los números y la productividad.
Trabaja en una empresa-si tiene suerte o alguna conexión-y comienza la jornada laboral seguro de no haber hecho nada con su vida.
Ve como el tiempo pasa con tanta lentitud en su reloj.
Aburrido.
Llega la hora del almuerzo y toma sus cosas personales.
Se dirige a un comedor económico donde pueda leer el periódico en paz.
16 muertos diarios.
Niños raptados en los hospitales nacionales.
Este año la economía no crecerá.
Aprueban las escuchas telefónicas.
Estamos a un par de semanas de la entrega del Oscar.
Este año los niños reciben zapatos y uniformes escolares gratuitos, pero pueden morir a la salida de la escuela.
El salario mínimo aumenta de nuevo. No sabe si reír o llorar por los 4 dólares extra que "ganará".
El famoso circo ruso llega con sus atracciones...
Decepcionado, pero sin entrar en pánico, más que en resignación, termina su minùsculo plato de $2, con posibilidad gratuita de enfermedad gastrointestinal de esas tan en boga.
Enrolla el periódico. Se frustra.
Regresa a su puesto de trabajo.
La jornada termina a las 5 PM.
Se retira.
En el bús, se logra colar junto a esa mole llena de cuerpos sudorosos y tristes, que gritan para hablar entre sí, que se empujan y critican como si fuera deporte.
Se sube la clásica payasita-otra vez embarazada- que ríe por no llorar.
Luego el tipo que vende plumas.
Luego el de los chicles.
50 minutos más tarde se baja del bus.
Camina unos metros y la línea amarilla lo detiene. Hombre de unos 45 años, dos balazos en el cuello. Charco de sangre. Lávese allí nomás...
Entra a la colonia. Entrega la respectiva moneda de $0.25 y llega a casa.
Lo espera una cena nutritiva de frijoles.
Se acuesta a ver televisión, con su esposa cansada.
La abraza. Duerme.
Por la ventana se ve la luna.
Se oyen los grillos.
Tal vez mañana sea mejor.
Eso pasaría en este país, por la mente de un oso al que hacen pasar por "casi humano"...

7 Manchas en la pared:

Sofi dijo...

odio que maltraten los animales en el circo.

solamente

Mario dijo...

Odio que maltraten a las PERSONAS en este circo...

Anónimo dijo...

Odio que a las personas les importen mas los animales que las personas.

Denis Ortíz dijo...

Vaya... que forma tan interesante en la que plasmaste en este Post la realidad de miles y miles de personas en un pais como el nuestro, cada palabra de este post esta enmarcada con un sabor a melancolia que senti desde el inicio hasta el final.

Esta Interesante tu espacio, te invito a visitar los mios:

http://criticaalaculturadeelsalvador.blogspot.com

y

http://boulevardrarezas.blogspot.com

Te voy a linkar a mis blogs, y tambien voy a linkar esa web sobre la extinsion voluntaria de la humanidad, me gusta mucho ese concepto.

Saludos.

Clau dijo...

realmente, para muchos, la parte esta

Lo espera una cena nutritiva de frijoles.
Se acuesta a ver televisión, con su esposa cansada.
La abraza. Duerme.

probablemente sería diferente, algo así como

no lo esperan con cena
la esposa se durmió y no quiere ser molestada
se acuesta a ver TV nacional porque no le alcanza para cable
no duerme, sintiéndose totalmente abandonado en la soledad de su habitación, con alguien más, pero vacía.

O sea, doblemente jodido

Caravantes dijo...

"Good morning, The Worm, Your Honour,
The Crown will plainly show,
The prisoner who now stands before you,
Was caught red-handed showing feelings.
Showing feelings of an almost human nature."
Pink Floyd, en The Wall

Anti-Raúl dijo...

@Sofi: Pero el circo de la vida es mucho peor.
@Mario: Totalmente de acuerdo.
@ Anónimo: Las personas quizás somos solo animales, como reza en un pequeño versículo bíblico

@Denis: Gracias por venir. (Plagiando a Cerati)

@Clau: Es triste, ciertamente. :(

@Malvado: Pink Floyd!!!! Debería volver a ponerle soundtrack a cada post.